El proceso de la agotabilidad en el arte

Cuentan en mi familia (en voz baja) que de por ahí de 1940 encontraron a un tío mío en el closet, con los pañales desabrochados, la cara, las manos y la boca llenas de caca comiendo de su producción reciente. Se me ha dicho que no es del todo anormal. Los psicólogos lo ven como un deseo de experimentar con la única cosa que una criatura puede producir. Dicen que también es una muestra de orgullo de su creación. El mismo acto pocos años después sería visto con una luz totalmente contraria. En plena madurez sería un escándalo.

Sin embargo queda siempre la semilla de aquel acto de exploración y orgullo adentro de casi todos. A la edad y la curiosidad natural se puede añadir también una cantidad de rebeldía y con esta fórmula armar una receta sencilla de la modernidad. Es decir, las manifestaciones creativas y hasta científicas de nuestro siglo contienen cantidades de ingenio, orgullo, curiosidad y rebeldía. Marcel Duchamp mostró un excusado y esto se convirtió en ejemplo perfecto de tal fórmula. Pero esa mezcla es tanto explosiva como agotable. El mismo Duchamp lo vio así y dejó el campo del arte como su último acto ‘dada.’

Actualmente nos encontramos en medio de esa agotabilidad. Ya se acabó el momento expansivo y delirante de principios de siglo. Las muchas promesas de la modernidad e irreverencias geniales ya tienen otro significado, tanto como la rebeldía de por sí […]

Keith Miller


Marcel Duchamp

[Ladytron – Black Cat.mp3]
[Ladytron – Destroy Everything You Touch.mp3]

16 comentarios sobre “El proceso de la agotabilidad en el arte

  1. Hola.Como siempre que leo lo que publicas, me quedo impresionada.La mitad de las cosas no consigo interpretarlas, me limito a leer y o me quedo bien o me quedo indiferente.De ésta ya te he dicho cómo me he quedado.Antes de leer tus posts, me pregunto, qué será hoy?Me encanta.Un biquiño

  2. a mí, como dice chasky, me dicen siempre “¿qué drogas te metés?” (pero no sólo los argentinos), pero ps no, lo que no sé es si lo que hago realmente tiene algo de arte, pero sí que es lindo.total que el mundo ya mero se acab, la agotabilidad del arte es lo de menos, ahora preocupémonos por la agotabilidad de la pizza.

  3. Me has recordado una entrevista que hizo Tori Amos diciendo que ella encuentra mucho placer cuando defeca o mea… es algo que ella produce, me sorprendió mucho cuando lo leí, y veo que es compartido por muchos :)Besicos

  4. el ingenio, la curiosidad y la rebeldía abundan en mucha gente, lo malo es que esa gente no se da cuenta porque en 5 minutos comienza el fut…

  5. Muy bueno tu blog, todo, todo, felicitaciones!Desde mi humilde lugarcito te cuento que recientemente creé un blog. Resulta que soy amante de la fotografía, las puestas gráficas, las postales y la observación de todo lo que nos rodea (te imaginarás que por eso vi tu trabajo y me enamoré de él). Te quiero invitar y a gente de todas partes a que haga ella misma una puesta visual a través de la fotografia, de cosas que encuentre que perteneciendo a universos diferentes se logren unir por un tema particular que cada uno escoja, como color, forma, origen, etc. Quizás no se entiende demasiado la idea, por eso la explico mejor en el blog:www.dondeveoencuentro.blogspot.comToda ayudita y comentario es mas que bienvenido. Me encantaría recibir sus “miradas particulares del mundo”.Todo comentario o lo que fuera a:dondeveoencuentro@gmail.comMiles de gracias y besotes!!

  6. Wow! Cuando se me ocurre entrar en este tu mundo bloggiano siempre me sorprende algo. Me doy cuenta de que eres una de esas rara avis que podríamos denominar “estetas”. Me gusta cómo interpretas el arte y la modernidad, sabes disfrutar de tu mirada. Tremendo tesoro…Estoy muy de acuerdo con lo que dices en este post. El impulso feroz y transgresor de las vanguardias terminó con Duchamp. El capitalismo ha sabido fagocitar toda rebeldía y comerciar con ella.De todos modos, soy de los pocos que cree que el arte, pese a sus crisis circunstanciales, acaba trazando una línea paralela que contiene todas las potencialidades de un ser humano nuevo, alejado de lo que nos hace animales violentos y tremendamente territoriales. Algo que quizá sólo se pueda ver desde la perspectiva de una hipotética civilización futura o de una más hipotética aún inteligencia alienígena más avanzada que nosotros.

  7. Vaya Duczen menos mal que tú te has dado cuenta. Pues no, no lo he hecho y te diré que no estoy para nada de acuerdo con el texto…ya ves12 de mayo de 2008 20:08Suprimir

Deja un comentario