Vomitar un conejito

Cuando siento que voy a vomitar un conejito me pongo dos dedos en la boca como una pinza abierta, y espero a sentir en la garganta la pelusa tibia que sube como una efervescencia de sal de frutas. Todo es veloz e higiénico, transcurre en un brevísimo instante. Saco los dedos de la boca, y en ellos traigo sujeto por las orejas a un conejito blanco. El conejito parece contento, es un conejito normal y perfecto, sólo que muy pequeño, pequeño como un conejilo de chocolate pero blanco y enteramente un conejito.
Julio Cortázar, Carta a una señorita en París

Fotografía extraída de la Galería Flickr de Sërch

Link de la Semana: Ternura Porno

11 comentarios sobre “Vomitar un conejito

  1. A mi también me pasa, lo único es que el mío suele tener motitas marones en el lomo….alguna vez tiene manchitas negras, muy pequeñas en la patitas……ya tengo mas de una docena viviendo en casa, pero últimamente me comen muy mal, creo que tendré que devolverlos a mi estómago…tu que harías??

Deja un comentario