El Flautista de Hamelín

En el ‘Relato del papa Inocencio III’, perteneciente a La cruzada de los niños (La Croisade des Enfants), el escritor francés Marcel Schwob escribió:

Como sabéis, Señor, el maligno se apodera gustoso de los niños. En otro tiempo adoptó la figura de un cazador de ratas, para arrastrar con las notas de música de su caramillo a todos los pequeñuelos de la ciudad de Hamelín. Unos dicen que aquellos infortunados se ahogaron en el río Weser; otros, que los encerró en la falda de una montaña.

Deja un comentario