Las sensuales fotografías de Peter Franck

 

Luces que encandilan, cuerpos fragmentados e instantes borrosos son una constante en el portafolio de Peter Franck, una propuesta de corte cinematográfico donde habitaciones de hotel sombrías y ambientes morbosos luchan por acoger a personajes anónimos en extravagantes habitaciones amuebladas.

“Una imagen no debería ser inmediatamente accesible”, dice Franck.

En la obra de Franck, el voyeurismo está claro pero también yace patente la noción de cuerpo como estructura de poder, el cuerpo sin prejuicio que se libera y se deja capturar ilimitadamente.

Franck ha recibido numerosos premios en los últimos años en honor a su trabajo y su inusual punto de vista

Escucha a Robyn Archer – Dicks don’t grow on trees

Deja un comentario